sábado, 17 de octubre de 2015

CCOO DESinforma

Sacamos hoy a la palestra, por su relevancia, la aportación de un compañero en el foro ─gracias, José Luis─ para cumplimentarle como es debido. Nos traslada una consulta al servicio jurídico de CCOO respecto a la postura de ese sindicato sobre la baremación del tiempo de interino en concurso de traslados, consulta a la que se da la jugosa respuesta que seguidamente citamos en cursiva y comentamos.


[1] Existe una Directiva (1999/70/CE) y Sentencias del Tribunal de Justicia de Unión Europea que establecen que los criterios de antigüedad relativos a determinadas condiciones de trabajo serán los mismos para el personal con contrato de duración determinada que para el personal fijo.
Una obviedad.
[2] Como consecuencia de lo anterior, y dada la situación tan controvertida que se presentaba, nuestro Sindicato, después de su difusión entre la afiliación, facilitó (...) presentar los recursos sin coste alguno contra la Orden de 27-12-2011 de Concurso de Traslado (...) [y contra] la modificación de dicha Orden (...). Con ello (...) se dejaba que fueran los tribunales de justicia los que determinaran el marco legal para todos los docentes, ya que no era una cuestión de reivindicación sindical ni de voluntad política de la Consejería, sino de interpretación jurídica, y ésta sólo compete a los tribunales de justicia.

Están dando a entender que han ayudado a unos y a otros a defenderse. Pero si esa ayuda hubiera sido rendida y sincera habríamos tenido, hace años, una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). Tratándose de la correcta interpretación de un Acuerdo (que ni les es ajeno, porque lo firmaron, ni está en chino como para no entenderlo o jugar a descifrarlo), ley para los firmantes, muy lejos de ponerse de acuerdo, después de más de cuatro años, es completamente inverosímil que no haya existido ni una sola causa en la que alguno de los litigantes haya solicitado el pronunciamiento del TJUE al juez o tribunal nacional correspondiente. Ya, ya, es prerrogativa del juzgador. Sí nos consta que, ante el TSJ de Galicia, cuando por fin un grupo de docentes solicitó cuestión prejudicial, el Tribunal vio el asunto tan claro, la vieja doctrina de Supremo y Constitucional tan superada y a estos dos Altos Tribunales tan aparentemente avenidos a la doctrina europea favorable ─tal como se desprendía de las por entonces recientes sentencias─ que ante un caso tan evidente, en aplicación de la doctrina del acto claro y del principio de economía procesal, desestimó la petición, dando al traste con la gran ocasión para acabar de raíz con tanta polémica baldía.

En cualquier caso, los "indicios" eran tan aplastantes, ya en 2012, que solo las ganas de no verlo podían hacerle mantener a nadie ni una ligera sombra de duda. En resumen y en respuesta a CCOO, en cuanto a su supuesta voluntad por aclarar la situación y de asistir debidamente a las partes enfrentadas: a otro perro con ese hueso.

Dichos recursos (...) fueron desestimados (...), existiendo una sentencia reciente del Tribunal Constitucional, así como de las Salas de Granada y Sevilla del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (...). En sentido contrario, (...) se han emitido sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia de Extremadura y de Galicia que posteriormente fueron anuladas por el Tribunal Supremo.

¡¡¡FALSO!!! El TC no ha anulado ninguna de las sentencias favorables a la igual baremación del tiempo de interino en concurso de traslados a efectos de antigüedad en el Cuerpo. ¿¿Pero cómo se puede mentir de esa manera?? ¿¿Dónde está la sentencia??, ¿¿dónde se ha publicado semejante bombazo??, ¿¿en qué periódico??, ¿¿por qué sindicato?? Y por desmontar la impostura de CCOO, razonando por reducción al absurdo: aunque así fuera, si creemos lo que CCOO dice en el segundo párrafo citado, ¿¿qué impedía que la muy maternal y solícita CCOO acompañara a la UE a alguno de sus rebotados funcionarios de carrera con tiempo de interino ante el mismísimo TJUE?? Porque seguimos en lo mismo: cuatro años después de que el Alto Tribunal europeo dictara sentencia en el caso Rosado Santana, ahí siguen, que si galgos o podencos, los jueces y magistrados nacionales. ¿¿Pero qué demonios pasa?? ¿¿Por qué han seguido mareando la perdiz con interpretaciones del derecho europeo en vez de resolver la controversia, en un solo salto y de una vez por todas, con el único Tribunal, de inmediato acceso, a quien nadie puede enmendarle la plana?? La respuesta es que mejor no, porque cuando lo hacen, como en 2012, el resultado es el que es y parece no gustarles; no en vano ellos son ─políticos y sindicatos representativos─ los que plantaron el rosal y quienes lo han ido regando todas estas décadas, hasta la fecha.

Lo que sí ocurre a día de hoy, por cierto, es que coexisten las sentencias favorables de los Altos Tribunales gallego y extremeño sobre los concursos de traslados de docentes, por un lado, con la sentencia del Tribunal Supremo en la que este se opuso sobre idéntico fondo, por el otro. Pero, a efectos jurídicos, la del Supremo no tiene valor jurisprudencial ninguno por razonar absolutamente ajena al superior derecho de la Unión. Y la del Constitucional que CCOO cita es una sentencia cuyo tenor resume, impecablemente, José Ramón Chaves ─magistrado del TSXG─ con un «ni sí ni no sino todo lo contrario». Para entender al magistrado y haceros un mapa del rocambolesco panorama que conforman la deriva judicial, los bandazos del ejecutivo andaluz, el carajal sindical y los enredos parlamentarios sobre este asunto, os recomendamos la lectura de la entrada «UE: sanción a España».

Y volviendo a la respuesta de CCOO: acaban bordándolo.

[3] La última novedad que hay es que efectivamente la Comisión Europea ha remitido una Carta de Emplazamiento-Infracción, y que como consecuencia de la misma en la Comunidad Autónoma de Andalucía se aprobó el Decreto Ley 4/2015 (...) reconociendo a los funcionarios de la Junta los servicios previos como personal interino en los concursos de traslados y promoción interna, pero debe tener en cuenta por un lado que esta modificación no afectaba al personal docente, y que el Parlamento andaluz acordó días pasados, por dos votos de diferencia, derogar este Decreto ley.

Pues sí que esa modificación nos afecta. Porque en el caso de que no nos hubiera sido de directa aplicación a los docentes andaluces, sí que nos cargaba de más argumentos legales y de mayor fuerza moral, al mostrar el camino de lo que se tenía que hacer aquí, en Andalucía y en Educación ─que no se hace─, acorralando la convocatoria del concurso de traslados de los docentes andaluces, aún más, si cabe.

Porque lo más crudo es que la contestación de CCOO acabe así. Recapitulemos: reconoce (1) la existencia de una Directiva europea y sentencias varias del TJUE que proscriben el diferente trato a funcionarios interinos y de carrera y admite (2) que después de la larga y disparatada deriva del asunto en todos los frentes, la Comisión Europea ha señalado públicamente a España por incumplimiento, emplazándola a dar satisfacción a sus requerimientos, en una carta donde, por cierto, desmonta, uno por uno, absolutamente todos los argumentos que cualquiera de las instancias del Estado español haya alegado en algún momento contra la baremación del tiempo de interino en concurso de traslados. Y habiendo, ahora más que nunca, sobradas razones para atacar el baremo del RD 1364/2010 que regula los concursos de traslados nacionales de docentes, CCOO no saca ese paternal instinto del párrafo 2 de la cita. ¿¿Por qué?? Porque es falso. Una impostura.

El inmenso despropósito nacional solo es posible a propósito. Y como siempre, en el pecado de ellos va nuestra penitencia. El renuente y contumaz Estado español pagará la sanción económica que le imponga la UE con nuestro dinero, mientras los concursos de traslados de los funcionarios de la Administración General de la Junta de Andalucía siguen congelados ─desde 2012─ y los funcionarios docentes con tiempo de interino, justos beneficiarios del ordenamiento jurídico comunitario, ven estrellarse, una vez más, sus expectativas de JUSTICIA. ¿O quizá no...? Todo dependerá, como ocurrió con la ley hipotecaria española, de la conjunción de ciertas circunstancias, trasladadas a nuestro ámbito: un docente indignado (o muchos), un letrado tenaz, un celoso juez nacional y las garantías que nos da el ordenamiento jurídico comunitario.

Mientras tanto, CCOO no será el único sindicato que juegue el papel de desinformar o desanimar. Esa será la norma. 




Otro Concurso Es Posible (Carthago delenda est)

No hay comentarios:

Publicar un comentario